Tips para almacenar la carne sin refrigerar

Como todos sabrán existe un sinfín de alimentos que pueden ser almacenados sin necesidad de ser refrigerados y aun así no se dañarán. Sin embargo en el caso de la carne este aspecto se complica, puesto que es casi indispensable que se refrigere a fin de mantener su calidad.

Hay casos en los que bien sea un viaje de campo o una excursión, estaremos alejados de la energía eléctrica o no tendremos con nosotros un refrigerador; sin embargo si queremos disfrutar de una buena carne a la parrilla, es necesario pensar en algo.

Formas de almacenar la carne sin refrigerar

almacenamiento de carne

Almacenar la carne sin refrigerar y que no se dañe, es algo que todos quieren saber; y es que no es para menos, hay casos en los que es necesario tener estos conocimientos. Es por ello que a continuación indicaremos las mejores formas de almacenar la carne sin refrigerar y que no sufran daños.

Curar la carne

Curar la carne, consiste en conservar la carne gracias a la sal. Este método es uno de los más viejos, puesto que en la antigüedad se utilizaba mucho.

Este método de conservación de carne implica mucho esfuerzo, sin embargo los resultados son satisfactorios. Es un proceso económico y además fácil para quienes no lo hayan realizado con anterioridad.

Salmuera

Este tradicional método consiste en mezclar agua, azúcar y sal; posteriormente añadir la carne a una olla y cubrirla en su totalidad con la mezcla.

Este método será útil para almacenar la carne por un tiempo sin necesidad de tener un refrigerador.

Ahumar la carne

El método de ahumar la carne es uno de los más antiguos para conservar la carne. Generalmente solía ser utilizada en aquellos lugares en los que tenían demasiada humedad y resultaba casi imposible secar la carne al aire libre.

Sin embargo, existen ciertas advertencias al consumo de carne ahumada, y es que no se debería realizar con frecuencia, puesto que contiene carcinógenos, los cuales son dañinos para la salud.

Cubrir con manteca de cerdo

La manteca de cerdo previene que ciertas bacterias crezcan, lo que a su vez impide que el aire logre alcanzar la carne; logrando así uno de los métodos de conservación de carne más económicos.

Básicamente no se necesitará nada; exceptuando tener grasa de cerdo y algún recipiente en el que guardar la carne después de envolverla con la manteca. Sin duda alguna esta opción resulta muy útil para quienes necesitan almacenar la carne sin refrigerar, de una forma económica y sencilla.

Sea cual sea el método que elijas, ten en consideración que cualquiera de ellos puede servir. Recuerda que en la antigüedad no se había descubierto la electricidad y tampoco existían los modernos refrigeradores de la actualidad; lo cual no era impedimento para mantener la carne en buen estado mientras era almacenada.

Estos y otros tips adicionales para sacar todo el provecho de la carne y tener las mejores barbacoas, puedes encontrarlos en Ponce de León Parrilladas Argentinas. Te serán de gran utilidad si eres un aficionado a las parrilladas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *